jueves, 7 de julio de 2011

Estallido de una filosófica y gris pompa de jabón


Cuando por fin estás seguro del porqué de todas tus penurias y calamidades; cuando crees haber alcanzado la filosofía más absolutamente certera; cuando das por hecho que TÚ mismo eres el causante de tus problemas; cuando de pronto te das cuenta de que finalmente has reunido el suficiente valor para romper tus miedos y esa temida indiferencia; cuando recién descubres un rico mundo de infinitas posibilidades; cuando sospechas haber descubierto el remedio absolutamente total... la burbuja explota. Descubres que estabas dentro de una burbuja que estaba dentro de otra burbuja. Pero obtienes un enorme crecimiento personal y otro nivel superior de maduración.

  • PORQUE aunque ya no temas a la reacción de los demás, y veas en las malas acciones un simple "derecho", te das cuenta de que no toda la gente es tan buena; ni que están al mismo nivel espiritual; ni que no tienen porqué tener tan desarrollado el sentido ético-moral... Te das cuenta de que no son como tú, y en algunos casos tienen malas intenciones (si no se da el caso de la Indiferencia "inducida"). Y aunque para ti haya cosas que te resulten completamente impensables, para el otro pueden ser más que pensables.
  • PORQUE no puedes prever las reacciones del otro. Así que ni siquiera se te pase por la cabeza decir o hacer algo que en circunstancias normales no harías, sólo con la intención de causar una determinada reacción. No serías tú mismo, te enmascararías y vivirías en una obra de teatro de por vida.
  • PORQUE si temes ser tu mismo, por el mero hecho de que te rechacen, vivirás en la eterna incertidumbre de no conocer la verdadera identidad de las personas. Será mejor descubrir la verdad, y no pintar castillos en el aire; crear fantásticos y falsos idilios. En este caso, mostrarte tal como eres (o sea, algo así como actuar sin pensar en exceso y rallándote por las posibles consecuencias), sólo puede obsequiarte con consecuencias más que positivas: facilitar la búsqueda de las piezas de puzzle. No todas las piezas que encuentres en el camino servirán para completar tu puzzle. Así que si dices a las otras personas, con humildad y sinceridad, que clase de puzzle eres... sabrás, con certeza, con qué piezas podrás encajar. Las demás... no son de tu mismo juego, así que son completamente innecesarias; y, además, acabarás ahorrando más que sólo tiempo para ambas partes.
  • PORQUE tú también tienes derecho a reír, a llorar, a mentir, a vivir, a sentir, a cantar, a insultar, a soñar, a callar, a gritar, a expresar, a dormir, a bailar, a pensar... a todo eso que tú quieras. Tenemos la libertad absoluta, la capacidad y el derecho a hacer cualquier cosa que nos propongamos y deseemos. No hay límites. Bueno, sólo uno: las etiquetas. Porque aunque la gente se empeñe en describirte y encasillarte en una determinada categoría, el único mayor error que podemos cometer es creérnoslo. No has nacido o te han hecho así... ni es algo inmutable, que no se pueda cambiar... No. Lo que quiero, es lo que soy. Puedo ser lo que quiera, cuando quiera y como yo quiera. Uno de los fallos más absurdos que hemos podido cometer los seres humanos ha sido la elaboración de las etiquetas humanas. No eres una etiqueta, eres mucho más. Eres un ser en continuo cambio, descubrimiento y crecimiento personal. Así que no temas por el cambio, y acepta el desafío de la autoreforma hacia la perfección.
  • PORQUE si actúas sólo por interés, te corresponderán con el mismo. Si no quieres, no te querrán; si no te preocupas, no se preocuparán; si no confías, no confiarán en ti; si no escuchas, no te escucharán; si no eres feliz, los demás tampoco lo serán y se alejarán de ti. Además, no existe felicidad sin tristeza, alegría sin pena, frío sin calor, descanso sin sueño, amor sin odio, ni vida sin muerte.
  • Y PORQUE el amor es como el escondite: cuanto más lo buscas, mejor se esconde. No eres tú el que lo encuentras, es él el que te encuentra a ti. Así que no lo busques.

4 comentarios:

Nuevo Ícaro dijo...

Joer! Me alegro de leerte y ver el buen rollo que te traes pero, siempre hay un pero, ser libres para hacer lo que queramos? Eso está al alcance de muy pocos, porque siempre de alguna u otra forma siempre actuamos en mayor o menor medida condicionados por los demás.Te pondría ejemplos pero que importancia tiene eso, al fin y al cabo somos infinitos universos dentro del universo.

Sergio dijo...

Está muy bien Frantxu!!!!
Me ha gustado mucho el final! :-)

ғranтхυ dijo...

¡Uy, qué emoción! Recién escrito y ya dos comentarios... :D

Pues bueno, aunque lo parezca... exactamente no es así. Es sólo teoría, la práctica ya es otro cuento. Hace unos meses comencé una especie de proyecto de autoreforma personal. Consiste en cambiar mi interior, mis ideas y pensamiento, de manera que se me haga más sencillo vivir y ser feliz. En la entrada expongo algunas de las ideas que pretendo asimilar de alguna manera.

En realidad estoy completamente de acuerdo, la gente condiciona de alguna manera nuestra libertad. Pero no tiene porqué ser así. Es más, ese pensamiento es completamente innecesario y lo contrario a útil.

Pero eso es así por culpa de nuestros miedos y cobardía. Hay que recolectar mucho valor, y ser fuerte y valiente.

Ina dijo...

Qué interesante... ahora solo disfruta de tu descubrimiento :P

Me quedo mirando.

Se ha producido un error en este gadget.